domingo, 14 de febrero de 2016

Celebración y pérdida

Ocultos y diseminados entre el gris y cotidiano ajetreo, aparecen pequeños destellos luminosos, mínimos dones, que confieren sentido a la existencia. La capacidad del ser humano para descubrir estas “islas de claridad” es el germen de la poesía de José Gutiérrez (Nigüelas, Granada, 1955), quien resume cuarenta años de creación poética, jalonados por seis poemarios, en un volumen editado por Renacimiento en su cuidada colección de rayas multicolores.
La presente antología supone, en palabras de Muñoz Molina, prologuista de excepción, “el itinerario de una educación” y presenta a un poeta a rachas que, pese a sufrir una singular evolución formal, siempre ha hecho gravitar su discurso sobre unos mismos temas. Así, el amor, el tiempo, la memoria y la creación se han dado la mano en una poética que ha pasado por tres etapas: una inicial, de dicción culturalista y clásica -Ofrenda en la memoria (1976), Espejo y laberinto (1978), El cerco de la luz (1978) y La armadura de sal (1980)-; otra de depuración lingüística, en la que el poema se vuelve más existencial y verdadero (De la renuncia, 1989); y una tercera, más formal, construida sobre un verso libre de hondo acento cernudiano, en la cual el poeta descubre la regularidad métrica, la rima consonante y las estrofas cerradas –soneto, sextina o décima-, al tiempo que introduce deliberados prosaísmos (La tempestad serena, 2006).

Como cierre del conjunto, se recogen seis poemas inéditos, adelanto de un poemario en marcha. 


Autor: José Gutiérrez
Título: Islas de claridad
Editorial: Renacimiento
Año: 2015


(Publicado en Cuadernos del Sur, 3 de octubre de 2015, p. 7)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada